¡Vuelve a lo sano! 5 ideas de ensaladas saludables y deliciosas

La dieta detox y el ejercicio están muy bien, pero conseguir llevar una dieta saludable durante todo el año te hará sentir muchísimo mejor.

Ahora sí que sí, las fiestas (por suerte o por desgracia) han llegado a su fin y aunque no nos resulte nada sencillo volver a la rutina, tenemos que ser fuertes y plantarle cara a la cuesta de enero. Y quien habla de volver a la rutina, habla también de volver a ser esa persona saludable que eras antes de las Navidades y es que, seguramente uno de tus propósitos de año nuevo sea cuidarte más y comer mejor, ¿verdad? ¡Uno de los nuestros también! Entonces, ¿por qué no empezar cuanto antes?

La dieta detox y el ejercicio están muy bien, pero conseguir llevar una dieta saludable durante todo el año te hará sentir muchísimo mejor. Uno de los platos más ligeros y sencillos de preparar son las ensaladas y es que, además son súper versátiles ya que te permiten añadir los ingredientes que tú quieras (pero evitando las tentaciones…). Y aunque normalmente se cree que es una comida veraniega, la ensalada es uno de los platos que puedes comer a lo largo de todo el año. Además, tiene un alto contenido de agua (lo que hace que nos sintamos saciadas sin haber ingerido una gran cantidad de calorías), vitaminas, minerales, fibra y, por supuesto, ¡un gran poder antioxidante!

Por todo ello, hemos seleccionado 5 ideas de ensaladas saludables y deliciosas para que este año tus menús sean más ligeros que nunca. ¡Toma nota!

1. Ensalada de espinacas con granada

Para hacer esta deliciosa ensalada solo necesitamos hojas de espinacas frescas, una granada, pechugas de pollo, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta. Lavamos bien las hojas de espinaca y las dejamos escurrir. Pelamos la granada y le sacamos los granos del interior, asegúrate de que no quedan restos de corteza, ya que es la parte más amarga de la fruta. Mientras, preparamos una sartén con una pizca de aceite de oliva para hacer las pechugas de pollo a la plancha con sal y pimienta y, si quieres, puedes añadir ajo y perejil. Una vez que las pechugas estén hechas, las cortamos en tiras para poder añadirlas a la ensalada. Vertemos en un bol las hojas de espinacas lavadas y echamos por encima las tiras de pollo y la granada. Aliñamos con aceite y sal, removemos bien, ¡y listo!

2. Ensalada de quinoa

Si todavía no has probado la quinoa en formato ensalada, ¡este es tu momento! Para realizar este plato solo necesitas quinoa, agua, boniato, brócoli, vinagre de manzana, aceite de oliva, jugo de limón, pimienta negra molida, cayena, sal, queso feta y garbanzos. Para empezar, necesitamos cocer una taza de quinoa en agua hirviendo durante 15 minutos. Mientras, partimos el boniato y el brócoli pequeños trozos, los colocamos en una bandeja de horno, echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y lo horneamos durante 20 minutos. En un bol hacemos el aliño principal de la ensalada mezclando aceite de oliva, vinagre de manzana y jugo de limón con la pimienta negra molida y cayena, sal y, de forma opcional puedes añadir sirope de arce. Sacamos las verduras del horno y añadimos garbanzos cocidos y, si lo prefieres, un poco coliflor y lo volvemos a meter al horno durante 15 minutos. Por otro lado, escurrimos la quinoa cocida y la dejamos escurrir, cuando las verduras ya estén asadas las echamos por encima y vertemos el aliño que hemos preparado previamente. Como toque final, añadimos un poquito de queso feta. ¡Una ensalada ligera y riquísima que te encantará!

3. Ensalada de aguacate y pollo

Si eres amante del aguacate tanto como nosotras, deberás empezar a utilizarlo en tus platos y, por qué no, como ingrediente principal. Para hacer esta ensalada simplemente necesitamos mezclar en un bol tiras de pollo asado, el relleno de un aguacate, maíz dulce, cebolla morada picadita, un poco de cilantro. A modo de aliño, echamos por encima un chorrito de aceite de oliva, zumo de limón, una pizca sal y pimienta. Lo mezclamos y removemos todo bien, ¡y lista para disfrutar! Una ensalada rica, fácil y rápida de hacer que te sacará de un apuro en más de una ocasión, ¿qué te parece?

4. Ensalada de algas wakame

Las algas wakame son otro gran antioxidante, bajo en calorías y con una gran cantidad de nutrientes como vitaminas y minerales. Su característico sabor dulzón hace que se convierta en una muy buena opción para comer en ensalada. Pero, ¿cómo podemos hacerla? ¡Muy fácil! Necesitaremos media taza de algas, un pepino, rúcula, semillas de sésamo, una lata de atún, aceite de oliva, vinagre de manzana y soja. Las algas son la base de la ensalada y para prepararlas tenemos que dejarlas en remojo durante unos 15 minutos. Mientras, cortamos el pepino en trozos y lo mezclamos con el atún y la rúcula con pimienta y un poco de sal. Seguidamente, añadimos las algas y aliñamos con aceite de oliva, vinagre de manzana y salsa de soja. Lo mezclamos todo y vertemos una cucharadita de semillas de sésamo por encima, ¡buenísima!

5. Ensalada de noodles de arroz

Si seguimos por el estilo oriental, no podemos olvidarnos de esta deliciosa ensalada de fideos de arroz. Lo primero que debemos hacer es cocer los noodles durante unos 10-15 minutos. Mezclamos soja, jengibre, semillas de sésamo, jugo de limón, ajo en polvo, mostaza dijon, aceite de oliva, sal, y pimienta y lo batimos bien para hacer la salsa de aliño para la ensalada. En un plato aparte, mezclamos hojas frescas de rúcula, zanahoria, cebolla blanca y morada, tiras de calabacín, pepino, champiñones, pimiento rojo y, por último vertemos los noodles. Echamos por encima la salsa de de jengibre que hemos hecho y removemos todo hasta que quede bien mezclado, ¡una delicia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *